Descubre los beneficios del masaje perineal

Descubre los beneficios del masaje perineal

El parto constituye, en muchas ocasiones, una fuente de estrés y dolor para las mujeres. A esto hay que sumar el miedo a las episiotomías y a los traumas perineales, lo que hace que esta experiencia se convierta en algo desagradable. Por desgracia, las ventajas de tener un periné elástico y con buen tono muscular son poco o nada conocidas. El masaje perineal durante el embarazo, aumenta la flexibilidad de dichos tejidos y disminuye la resistencia muscular, provocando un aumento de la distensión del periné durante el parto.

Cómo realizar el masaje perineal

Debes comprar aceite vegetal y un espejo para visualizar la zona de manera correcta. A continuación, sigue los siguientes pasos:

  • Lávate las manos y córtate las uñas para no hacerte daño al dar el masaje.
  • Aplícate abundante aceite vegetal en los dedos y en la vagina.
  • Si te realizas el masaje a ti misma, adopta una postura cómoda mediante la cual visualices la zona con el espejo.
  • A continuación, introduce los pulgares en la vagina unos tres o cuatro centímetros y deslízalos hacia los lados durante tres o cuatro minutos, sin llegar al meato urinario, para no provocar infecciones de orina.
  • Haz un poco de presión desde la horquilla perineal hacia el ano y hacia ambos lados de la vagina. Puedes ir aumentando poco a poco la apertura lateral a medida que las molestias se vaya reduciendo.
  • Te recomiendo que comiences el masaje a partir de la semana 34 de gestación, con una frecuencia de una o dos veces por semana.
  • Si el masaje te lo realiza otra persona, en lugar de emplear los pulgares, deberá utilizar los dedos índice y corazón.

 

No es lo habitual, pero puede que el masaje no se pueda realizar. Esto se debe a que la embarazado sufre infecciones vaginales de repetición o activas, lesiones vaginales, placenta previa, amenaza de parto prematuro, rotura prematura de membranas y/o tiene programada una cesárea.

Consejos para aliviar la hinchazón del embarazo

Consejos para aliviar la hinchazón del embarazo

Lo que estás experimentando es un edema y es completamente normal en tu estado. Cuando acumulas demasiado líquido en los tejidos, se produce una incómoda hinchazón como la que tienes tú ahora, los cambios de la sangre hacen que se acumule algo de líquido en los tejidos.

De la misma manera, tu útero es cada vez más grande y ejerce presión en las venas pélvicas y en la vena cava, que es la más grande del costado derecho del cuerpo que transporta sangre desde las extremidades inferiores hasta el corazón.

La presión del útero hace que la sangre que va de tus piernas a tu corazón circule más lentamente, esto hace que el fluido de las venas se retenga en los tejidos de los pies y de los tobillos. Por este motivo, la aparición de edemas suele darse con más frecuencia durante el tercer trimestre.

embarazada caminando

Consejos para aliviar la hinchazón:

  • Pon los pies en alto siempre que puedas.
  • No cruces las piernas ni los tobillos cuando te sientes.
  • Estira las piernas frecuentemente cuando estés sentada: estíralas hacia delante y flexiona suavemente los pies hacia arriba para estirar los músculos de la pantorrilla. Gira los tobillos y mueve los dedos de los pies.
  • Descansa con frecuencia la posición de sentada o parada, una caminata corta en periodos regulares será suficiente para que la sangre circule bien.
  • Utiliza calzado cómodo que se adapte a tu hinchazón sin comprimirla más.
  • Olvídate de utilizar calcetines o mdias que presionen tus tobillos o pantorrillas.
  • Bebe mucha agua para que te cuerpo retenga menos líquido. Te recomiendo que consumas unos diez vasos de agua aproximadamente. Si tu orina es clara y no amarilla o turbia, significa que estás tomando suficientes líquidos.
  • Haz algo de ejercicio de manera regular: caminatas, natación o bici son los deportes ideales para tu estado.

Tu cuerpo va a cambiar: adapta tu ropa

Tu cuerpo va a cambiar: compra ropa nueva

Adapta tu ropa al embarazo, ya que de momento no es necesario que compres muchas prendas. Voy a ofrecerte una serie de trucos y recomendaciones que estamos aplicando nosotros. Quizás cuando el embarazo esté más avanzado, sea necesario comprar prendas nuevas, pero de momento podemos adaptar nuestro aramario a la nueva situación con estos trucos.

Uno de los trucos más recurrentes es utilizar una gomita para abrochar el pantalón y olvidarte del botón. Se trata de una solución fácil y muy sencilla de aplicar a tus faldas y pantalones, pasa la goma por el ojal y unela al botón, al ser una goma elástica te durará algunos meses.

goma elastica

Otro consejo es que utilices unas bandas que imitan el efecto de una camiseta que sobresale por debajo de las prendas que llevamos en la parte superior del cuerpo, aunque realmente se emplean para sujetar pantalones o faldas que llevamos sin necesidad de abrochar. Se trata de una opción estética y muy cómoda.

bandas

Un gran aliado son los leggins, se trata de mallas que no llevan botón de cierre, lo que hace que puedas utilizarlas durante un largo periodo de tiempo en los primeros días del embarazo. Puedes elegir un color liso como el negro para estilizar la figura, aunque la elección ya es a tu gusto.

leggings

También puedes utilizar vestidos cortos y vaporosos a modo de blusa con unos pantalones para no tener que añadir ni quitar nada a tu prenda normal. Por supuesto, cuando no salgas de casa, un buen chándal elástico puede salvarte el día, cómodo y fácil de poner.

Si quieres añadir algo de estilo algún día que tengas un evento, te recomiendo que añadas un cinturón justo debajo del pecho para que no sea incómodo. De esta manera, serás la embarazada con más estilo del lugar.