¿Cómo avanza el desarrollo intelectual del bebé?

El desarrollo intelectual del bebé en sus primeros días es sorprendentemente rápido. Los bebés desde muy pronto pueden representar mentalmente un objeto que ha desaparecido y esperaban encontrar. Con tres meses y medio, empiezan a manifestar la conservación del objeto. La memoria del bebé está en marcha desde los primeros días de vida.

El componente básico del desarrollo intelectual del bebé es una relación afectuosa, segura y protectora con sus padres, además de estar rodeados de juguetes para su estimulación. Los bebés aprenden mejor cuando se sienten cuidados por sus padres. Es probable que la actividad más importante que se puede realizar para ayudar a los hijos a aprender sea hablarle, conocerle más y jugar juntos.

El niño se relaciona con el mundo a través de los sentidos. La percepción del bebé no es algo exclusivo de los procesos madurativos, depende de sus experiencias de aprendizaje. La educación sensorial desde las primeras etapas es algo fundamental. El niño viene preparado para interactuar con el medio que le rodea, para comunicarse con sus cuidadores. Reconoce en ellos su olor, su voz y el sabor de la leche de su madre.

Las percepciones táctiles son fundamentales para la contrucción de los primeros conocimientos del bebé. Mediante su cuerpo siente las primeras sensaciones de frío, calor, suavidad. Toda la piel envía información a su cerebro, de ahí la importancia de acariciarle todo el cuerpo.

bebe chupando collar

Lo primero que descubre el bebé son sus manos y pequeños objetos que chupa. Aprende mucho mientras muerde y chupa. A partir de los tres meses, coge el objeto, lo chupa, repasa su contorno con los labios y la lengua y después lo saca de la boca y lo observa detenidamente.

A los seis meses sabe distinguir las sensaciones de frío y calor, blando y duro, liso y arrugado… De aquí hasta el año, coge objetos y siente sus diferentes formas y texturas. Ya no chupa los objetos para conocerlos sino que los toca. De uno a dos años, distingue objetos por el tacto.